Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Cómo evitar el cansancio con los alimentos adecuados

Muchas veces, por nuestra agotadora rutina o los intensos entrenamientos nos sentimos muy cansados y comenzamos a rendir menos de lo que nos gustaría, tanto en la vida diaria como en nuestras actividades deportivas.

Es importante conocernos y saber la razón por la que estamos cansados, si se trata de un cansancio muscular normal por un entrenamiento o si se trata de agotamiento por otro motivo.

A pesar de que a veces no le damos suficiente atención, una de las principales causas de este agotamiento es la alimentación, ya que a veces descuidamos ciertos alimentos y suplementos ricos en nutrientes beneficiosos que pueden dejarnos con un déficit nutricional y provocar ese agotamiento extenuante.

Según la nutricionista Belén Canessa, lo más importante es tener una alimentación balanceada, que exista un equilibrio entre los micro y macronutrientes que consumimos. “Hay muchas dietas que son muy restrictivas y eliminan por completo, por ejemplo, los hidratos de carbono que generan un mayor cansancio al organismo”, explica.

Debemos estar conscientes de lo que comemos y sobre todo mantener buenos hábitos alimenticios, pero además tratar de priorizar ciertos alimentos que nos ayudarán a estar con más energía.

Hidratos de carbono: La principal fuente de energía que se obtiene a través de los alimentos son los hidratos de carbono complejos, que tienen que ser integrales. Éstos nos ayudarán tanto en el día a día como en los entrenamientos.

Grasas saludables: Provenientes de fuentes saludables, como frutos secos y semillas.

Productos lácteos: El yogur, la leche o los quesos descremados son otra buena alternativa, ya que nos van a aportar calcio. La falta de éste provoca a menudo un estado de fatiga.

Otros alimentos que nos podrán ayudar a tener más energía es el té verde, las semillas se chia y linaza, verduras de hoja verde, legumbres, avena y agua.

Pero lo más importante es mantener en cuenta una sana alimentación y tratar de lograr una rutina que nos ayude a incluir estos alimentos en nuestra alimentación diaria.

¡Compartir por correo electrónico!