Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Maqui: el súper fruto que potencia a los atletas

Cuando se habla de Chile y sus frutos de exportación, las manzanas y las cerezas se llevan todos los créditos, ya que son muy solicitadas en todas partes del mundo por sus propiedades y su exquisito sabor. Pero la producción de maqui, poco a poco, se ha ido ganando un espacio; debido a sus características poderosas es ideal para aquellos que realizan cualquier tipo de actividad física, ya que sus beneficios ayudan a mejorar la performance en los entrenamientos y las pruebas de larga duración.

El maqui es un fruto de origen nacional que ha revolucionado el mercado estos últimos años, cuyo nombre científico es Aristotelia chilensis y crece, principalmente, en el sur de Chile. Es un pequeño arbusto que da flores blancas y bayas pequeñas, de color muy oscuro y sabor dulce; se recolecta en el mes de marzo, pero se consigue en otras formas de producto durante todo el año.

La mayor fuente de antioxidantes

 Es sabido que el oxígeno es importante para la salud de nuestro cuerpo, pero la constante exposición al oxígeno causa oxidación en nuestro organismo y esto produce radicales libres; los daños que causan los radicales libres son los que asociamos a la edad, a los daños en los sistemas cardiovasculares y nerviosos, debilitación del sistema inmunológico y cambios cancerígenos en las células.

Hay diversos alimentos y suplementos que proporcionan antioxidantes: aquí es donde el maqui hace su entrada triunfal; se realizó un estudio bajo el método de Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno (ORAC, por su sigla en inglés) que determinó que el fruto chileno contiene el más alto valor de antioxidantes de todas las bayas, lo que proporciona al cuerpo la cantidad de antioxidantes necesarios para combatir los daños.

En cada entrenamiento o competencia el cuerpo sufre un desgaste propio de la actividad física. Puede tratarse de cansancio muscular, inflamación, etc. El maqui allí comienza a jugar su partido, ya que funciona como antiinflamatorio y analgésico natural, alivia el malestar y permite que el cuerpo se recupere de mejor manera después de cada entrenamiento o competencia, disminuyendo la probabilidad de sentir molestias corporales.

Incluirlo en una dieta saludable es sencillo: se puede consumir como fruta fresca, en polvos que se añaden al yogur, la granola, cereales, postres o jugos; y también en pastillas naturales. Sin embargo, su consumo debe ser constante, ya que no es una medicina. El uso cotidiano del fruto aportará los antioxidantes que el cuerpo necesita, por lo que incluir una porción de maqui en el desayuno aportará la energía y los nutrientes necesarios para enfrentar los entrenamientos y las competiciones.

¡Compartir por correo electrónico!