Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Corrió una ultramaratón y una maratón con apenas 6h de descanso

Romper récords en el running es la especialidad del reconocido ultra atleta Michael Wardian (o Mike Wardian) de Arlington, Virginia. La última hazaña del estadounidense de 43 años fue completar una de las ultramaratones más difíciles, la Leadville Trail, y la Pikes Peak Marathon, trail de 42 kilómetros, con tan solo seis horas de descanso entre la una y la otra.

Una semana atrás, Mike comenzó una saga de 20h18m57s para completar Leadville Trail, que tiene un recorrido de más de 160 kilómetros.

Pero, como si eso no fuera suficiente para desgastar el físico, Wardian tuvo otro contratiempo en la competencia que se disputó en Colorado: necesitó ir al baño 14 veces durante el camino. Aún con esos problemas fisiológicos, consiguió el décimo lugar en la carrera.

 
 

En seis horas, Wardian se recuperó de la molestia intestinal para arrancar el Pikes Peak Marathon, a aproximadas dos horas del lugar donde se corrió la Leadville Trail.

Así, 26 horas después de largar la ultra, el atleta estaba disputando su segundo desafío del fin de semana: completar los 42K en la montaña con una elevación de 11% en 6h02m55s. En total, corrió más de 200 km.

A comienzos de año, Wardian ya había participado del World Marathon Challenge, una iniciativa que lleva al atleta a correr siete maratones en siete continentes durante siete días. Después, al registrar un tiempo de 2h38m04s en la Rock’n’roll Las Vegas, entró al libro de los récords Guinness como el hombre más rápido en terminar una maratón disfrazado de Elvis Presley.

¡Compartir por correo electrónico!