Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Periostitis tibial: la lesión de los corredores

La periostitis es, sin duda, una de las lesiones más comunes entre los corredores, junto a otras viejas conocidas, como la fascitis plantar y la tendinosis aquiliana. Aquellos que llevan un tiempo en el running ya estarán bien familiarizados, tanto con su tratamiento como con el desagradable dolor que causa. Y no es sólo eso, ya que puede dejarnos fuera de las pistas durante varias semanas. 

Según el kinesiólogo del Centro de Equilibrio Funcional CEF, Alonso Niklitschek, esta se manifiesta a través de un dolor por la cara medial de la tibia, que aparece por la sobrecarga de distintas estructuras que llegan a esa zona, produciendo que empeore con algunas actividades y se alivie con otras.

Si bien se puede producir por una sobrecarga, son varias las razones por las que podemos sufrir de periostitis. Entre estas, están el uso de una zapatilla no adecuada para nuestro pie, correr en una superficie muy dura por tiempo prolongado, entrenar más de la cuenta -o con mayor intensidad- y también por defectos biomecánicos asociados que nos podrían jugar en contra, como el tipo de  pisada -sobre todo, con aquellos que tienen el pie plano o al contrario, el arco muy pronunciado.

Cómo tratarla…

El especialista explica que el tratamiento de la periostitis se basa, puntualmente, en descargar las estructuras afectadas para poder entrenarlas nuevamente, haciendo que estos tejidos se adapten a la carga y no sufran por eso. Para evitarla, se recomiendan ejercicios de equilibrio y elongación, sobre todo.

A pesar de no ser una lesión grave, si no se la trata a tiempo puede evolucionar hasta convertirse en una fractura por estrés, una catástrofe para quien está preparando una carrera importante u otro tipo de objetivo.

Lo principal es detectar esta dolencia a tiempo. El problema es que, a veces, puede confundirse con un desgarro u otra lesión, por lo cual se debe estar muy atento a sus señales. 

 

Ver más

10K: Cómo bajar tus tiempos

Acepta el reto, supera las lesiones

Barefoot, la tendencia de correr descalzo

¡Compartir por correo electrónico!