Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Cómo subir de manera segura a la montaña

En las últimas semanas hemos sido testigos de varios accidentes y emergencias en las montañas chilenas, protagonizadas por excursionistas que no han tomado las medidas de seguridad necesarias.  

Si bien la mayoría de los cerros que rodean Santiago no parecen tener un nivel alto de dificultad, por muy básico o fácil que parezcan, si queremos ir a correr o realizar un trekking debemos tomar ciertas precauciones para no pasar un mal rato, ya que si no conocemos bien la ruta, no es tan difícil perderse.

Subir un cerro podría llegar a ser  muy entretenido, siempre y cuando lo hagamos de manera segura. Para esto damos algunas recomendaciones a seguir:

Siempre ir acompañado. Por mucho que conozcamos la ruta, necesitamos algún compañero que nos ayude en caso de algún accidente. Desde cosas simples como una torcedura de tobillo a algo más grave, necesitamos que alguien nos apoye. De no poder ir acompañado siempre debemos avisar dónde vamos y a qué hora volveremos.

 

Ver más

Recuperación después de correr

Determinación y preparación van de la mano

Cómo evitar el cansancio con los alimentos adecuados

 

Conocer el lugar donde vamos. Esto nos ayudará a entender las condiciones del terreno y así podremos planear de mejor manera nuestra subida.

Llevar el equipo suficiente. Nos debemos preocupar de llevar una zapatilla adecuada, por ejemplo; si vamos a correr, que sean unas zapatillas de trail running y no unas para calle. Además, llevar abrigo para un posible cambio de temperatura, como una chaqueta o cortaviento. Hay que considerar que entre mayor altura, el clima puede llegar a ser más frío.

Preocuparse de la hidratación y comida. Para una excursión de tres horas debemos considerar por lo menos 1.5 litros de agua por persona. En el caso de los corredores, se puede utilizar una mochila de hidratación junto con botellas pequeñas, para distribuir el peso. También debemos preocuparnos de ir con comida, ya sean frutos secos, chocolates, barritas de proteínas o algo que nos dé energía.

Conocer nuestros límites. Si somos nuevos en el trail o recién comenzamos a subir cerros, debemos hacerlo de manera paulatina y elegir un circuito acorde a nuestras capacidades. También debemos tener en cuenta que si queremos hacer cumbre hay que guardar energía para la bajada, no sirve de nada llegar extenuados a la cima y bajar apenas a la base, ya que en el cerro necesitamos concentración: entre más cansancio, estaremos más propensos a lesionarnos.

Cuidar la montaña. Siempre es bueno respetar el espacio donde estamos, ya sea cuidando la flora y fauna de la zona como evitando dejar basura.

¡Compartir por correo electrónico!