Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

El ultramaratonista ciego sin guía… humano

El británico Simon Wheatcroft es ciego, pero eso no le impide encarar desafíos a los que pocos se atreverían. La última aventura de este ultramaratonista fue correr una carrera de 250 kilómetros en el desierto de Namibia, sin guía. Al menos, sin uno humano.

¿Cómo se explica? La empresa IBM desarrolló, especialmente para él, una aplicación llamada eAscot (en honor al perro lazarillo – este sí es de carne y hueso – que Wheatcroft tiene). La aplicación usa sistemas de navegación para orientar al corredor: si se desvía del recorrido, emite un alerta para que retome la ruta correcta.

El sistema ya fue probado en el Maratón de Boston, donde Wheatcroft registró un tiempo de cuatro horas y cuarenta y cinco minutos.

En Namibia, sin embargo, no pudo completar la carrera, pero no por culpa de la aplicación, sino por las duras condiciones. Según detalló en sus redes sociales, el calor y el terreno exigente (kilómetros y kilómetros de arena “comepiernas”) fueron demasiado.

A pesar de no haber completado la carrera, dejó como precedente que la tecnología puede servir de guía para corredores ciegos en distintas competencias.

¡Compartir por correo electrónico!