Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Mountain Bike: elija la bici adecuada

El mountainbike es un deporte que crece cada día y son muchas las personas que piensan en comenzar hacerlo, gracias a la cantidad de lugares para realizarlo y sus beneficios.

Pero para empezar a pedalear lo primero que vamos a necesitar es una bicicleta. Para tomar la decisión correcta existen varios factores a tener en cuenta.

Subida o bajada, tú decides

En primer lugar, debemos considerar qué es lo que es lo que más nos motiva de esta disciplina: si el esfuerzo de la subida, el vértigo de la bajada o pasear por caminos y senderos más suaves, ya que según nuestras preferencias en el mercado hay una gran variedad de opciones que se pueden adecuar a nuestros requerimientos.

“Para un principiante, lo mejor es adquirir una más versátil con un cuadro rígido de aluminio y suspensión delantera, así se puede lograr una bicicleta más liviana y resistente”, asegura Matías Lyon, Gerente General de Zolkan y representante de la marca de bicicletas Felt.

La opinión del especialista

A grandes rasgos, una de las principales diferencias entre el marco rígido con suspensión delantera y otra con doble suspensión, es que la primera nos ayudará a lograr una mejor performance en la subida y la segunda en la bajada, ya que absorbe de mejor manera el impacto.

“Un marco rígido transmite el empuje del ciclista directamente al suelo, lo que hace más eficiente el pedaleo” agrega Lyon.

El segundo punto que debemos considerar es el diámetro de la rueda. Desde 2007, el aro 29’’ llegó a revolucionar la industria y aunque muchos se han cambiado, otros  siguen prefiriendo la 27,5’’.

 

Ver más

André Kajlich recorrió sin piernas 4.800 kms en una bicicleta especial

10 pasos para quemar grasa abdominal

5 consejos para mejorar tu resistencia

 

Detalles técnicos

Para entender sus características, cabe mencionar que entre mayor es el  diámetro, en el caso del aro 29’’ más difícil es hacerla andar; aunque una vez pedaleando podremos mantener el ritmo con menor esfuerzo. Por lo que para distancias largas en terrenos relativamente planos representa una indiscutible ventaja.

Aparte de estas medidas existe el aro 26’’, pero cada vez se utiliza menos o se suele dejar para las bicicletas de niños.

De todas maneras, el especialista Matías Lyon recomienda partir con una de aro 27’5 y una vez que logremos mejor nivel intentar con una 29’’.

Entre otros puntos a considerar, están los frenos y el tipo de pedales, aunque debemos tener en cuenta que muchos de estos accesorios pueden hacer más pesada nuestra bicicleta. Se trata de tomarse un tiempo para analizar las variables.

Por último, un punto básico -pero no menos importante- es la elección de la talla,  ya que debemos lograr que se adapte a nuestras proporciones  y no  repercuta en la eficacia del pedaleo, la comodidad o, incluso, la seguridad del ciclista.

¡Compartir por correo electrónico!