Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

5 mitos del abdomen marcado

Sin duda una de las cualidades físicas más añoradas son los abdominales marcados, algo que podemos lograr siempre que sigamos las instrucciones correctas para hacerlo.

El problema es cuando entramos en internet y nos encontramos con un sinnúmero de consejos que no siempre están en lo correcto, nos hacen perder nuestro tiempo e impiden que logremos nuestro objetivo.

 

Ver más

¿Quieres entrenar como Cristiano Ronaldo?

Abdominales hipopresivos: Qué son y para qué sirven

Paso a paso: cómo realizar abdominales hipopresivos

 

A continuación, revisamos cuáles son estos mitos que no nos van a ayudar nunca a conseguir nuestros abdominales soñados.

  1. Entre más abdominales haga, tendré mejores resultados. Por mucho que hagamos cientos de abdominales diarios nunca lograremos marcar. De lo contrario, podríamos fatigar los músculos o incluso lesionarnos.
  2. El ejercicio es más importante que la dieta. Si bien para marcar los abdominales necesitaremos de harto entrenamiento, sobre nuestros músculos tenemos una capa de grasa, pequeña o abundante dependiendo de cada persona, por lo que para lucir el famoso “six pack” debemos quemarla. La dieta podría significar el 50% del éxito para el abdomen que queremos.
  3. Nunca lograré esos abdominales, es sólo genética. Si bien la genética sí influye, lograr o no esos abdominales corresponde un 90% al trabajo que le dediques, por lo que si realmente los queremos conseguir debemos hacer todo lo posible para conseguirlo.
  4. Para marcar debemos hacer solo abdominales o “crunch”. Aunque son los que más nos ayudan para marcar, hay otro tipo de abdominales, como las planchas o los hipopresivos, que nos van a permitir tener un abdomen plano. No nos podemos olvidar del cardio, que también nos va a aportar en la quema de grasa abdominal.
  5. Es importante disminuir las calorías. Si tenemos dudas sobre la alimentación, siempre es importante consultar a un especialista. De todas maneras, si queremos bajar nuestro porcentaje de grasa, a veces las calorías no lo son todo y es más importante fijarnos en la calidad de los alimentos que consumimos.
¡Compartir por correo electrónico!