Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Intentará bajar el récord mundial en los 5K usando a su perro como “liebre”

Foto:Ben Robinson entrenando con su perro Blake

El récord personal del inglés Ben Robinson corriendo los 5 kilómetros es de 14m59s, pero el atleta ahora le apuesta a un pacer que no es una liebre pero que sí tiene cuatro patas: Blake, un weimaraner acostumbrado a las competencias de canicross, las carreras cross country exclusiva para perros.

Robinson quiere correr con su mascota por debajo de la marca del récord mundial de la distancia (entre los humanos).

Este último fin de semana, Ben llevó a su perro al Campeonato Mundial de Canicross, disputado en Polonia, donde el weimaraner compitió contra otros canes. Acompañar a su fiel amigo en entrenamientos y viajes fue todo un desafío para el corredor inglés.

“Hicimos 4.2 km sub-12 minutos, 30 segundos, en dos días consecutivos. Por eso debo acostumbrarme a la velocidad que él lleva. Los isquiotibiales y los glúteos sintieron el ritmo, debido a que pasamos por algunas partes resbaladizas y en pendiente. Cuando Blake es el que dirige, hasta caminar se torna una sesión difícil de entrenamientos”, dijo Ben Robinson.

 

Ver más

A los 72 años, completó su 2000ª maratón

¿Por cuánto tiempo aguantarías el pace de Mo Farah?

Más de 10 mil personas corrieron por los niños de la Teletón

 

El británico trazó algunas metas casi utópicas para seguirle el ritmo a Blake. El tiempo que pretende alcanzar, 12m10s en los 5K, está por debajo del récord mundial de los 5000 metros en pista, que pertenece al etíope Kenenisa Bekele (12m37s).

“Yo entiendo que aún podemos mejorar. Blake es un perrito joven y yo estoy aprendiendo en este deporte. No creo que estemos tan lejos del tiempo de 12m10s en los 5K. Tengo también objetivos en distancias mayores, pero preciso ser justo con el perro, tanto física como mentalmente”, explicó.

Además de los dolores, Robinson se siente más consistente durante sus zancadas. El problema, en algunas situaciones, es lidiar con la agitación perruna cuando no se entrena. 

“Los perros están siempre listos para correr, por más que sea sólo para acompañar. Ellos nunca te van a abandonar, pero se vuelven una pesadilla si no consiguen correr”, dijo entre risas el inglés.

En las competencias internacionales de canicross, Blake y otros perros pasan por exámenes antidoping. Los tiempos citados por Robinson no fueron averiguados por entidades deportivas internacionales.

¡Compartir por correo electrónico!