Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Cómo convencer a un amigo de que se sume a tu deporte favorito

Cuando nos gusta mucho un deporte y vemos todos los beneficios que tiene y lo entretenido que es, muchas veces tratamos de que nuestros amigos se unan a nosotros, bien porque queremos que ellos experimenten lo que nosotros sentimos o también por la simple razón de hacerlo acompañado.

Y no sólo por gusto: entrenar con más personas nos trae muchos beneficios, como una motivación extra o un mayor nivel de compromiso en lo que hacemos. Nos sirve también para sociabilizar y además podemos medir los avances con nuestros compañeros, lo que nos puede hacer mejorar  nuestro desempeño.

Varios puntos que nos hacen convencer de una u otra manera a nuestros amigos de practicar el mismo deporte que nosotros, además de que puede ser una muy buena instancia para mantener la amistad y verse más seguido.

Pero ¿cómo lo podemos hacer? Hay veces que nos sale el tiro por la culata y terminamos alejándolos del deporte o simplemente no logramos convencerlos. Junto la sicóloga Nicole Caffati revisamos qué hacer para cumplir nuestro objetivo.

1. Mostrarle los beneficios del deporte. Enseñarles las cosas positivas que puede tener correr o la actividad que queramos que comience a realizar puede ser un gran incentivo, sobre todo si le mostramos que podría lograr cosas que él necesita, como bajar de peso o pasar más tiempo fuera de una oficina.

 

Ver más

Pierde el temor al muro del maratón

Motivación: Los libros favoritos de los corredores

Falleció a los 94 años la mujer de mayor edad que completó una maratón

 

2. Enseñarle lo positivo que será para la relación. Que nuestro amigo se sume a nuestra actividad puede ser un gran motivo para pasar más tiempo juntos. Enseñarle lo positivo que podría ser para la relación podría ser un incentivo. Además, hacerlo acompañado siempre va a ser mas fácil que solos, pues los compañeros sirven de motivación y compromiso.

3. Entregarles la información de manera positiva. Siempre debemos hablarles sobre las cosas positivas que tiene el deporte y no mostrarles el lado negativo de no hacerlo, ya que será contraproducente. Por ejemplo: “Te va a ayudar a estar en forma” en vez de “si no haces deporte vas a seguir siendo gordo”.

4. Gran parte está en ellos. No hay que olvidar que la decisión final está en ellos. Si no logramos motivarlos es mejor no seguir insistiendo.

Lo más importante es seguir manteniendo a nuestros amigos, por lo que si no se ven interesados es mejor no ahogarlos con tanta información. Pero si somos afortunados y lo logramos, disfrutaremos de todos los beneficios que tiene el entrenamiento en grupo, sobre todo si es con gente que queremos.

 

¡Compartir por correo electrónico!