Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Sepa cuáles son las bebidas alcohólicas que menos engordan

Establecer una rutina con alimentos saludables es la base para todo aquel que quiera adelgazar. Enseguida, el foco se traslada a qué vegetales comer y de dónde saldrán las proteínas o las calorías. ¿Cuáles serán las bebidas alcoholicas que menos engordan?

No obstante, en este proceso, las bebidas alcohólicas son “el malo de la película” más común, el mayor obstáculo para quien planea perder peso. Conocer las bebidas alcohólicas que menos engordan parece ser una ventaja, ¿no?

Para Keri Gans, autora del libro The Small Change Diet, el secreto para saber los perjuicios que el alcohol acarrea está principalmente en los ingredientes que acompañan a la bebida, que dan como resultado drinks de colores llamativos y nombres de lo más extraño. 

“Casi todas las dosis de bebidas alcohólicas tienen prácticamente el mismo valor nutricional”, explica Gans. Es decir: no existe gran diferencia entre shots de vodka, ginebra, whisky, ron o tequila. “Lo que viene con la bebida es lo que hace la diferencia”, agrega la experta.

 

Ver más

Malas posturas a la hora de correr

Despacito: correr lento puede ayudarte a correr mejor

Correr con mascotas: consejos para la salida perfecta

 

Keri determinó las tres principales reglas para que las costumbres alcohólicas no obstaculicen mucho el proceso de perder unos kilos. Primero, a la hora de escoger la compañía para una ginebra, por ejemplo, es mejor optar por una rodajita de limón fresco en vez de agua tónica, ya que ésta tiene azúcar. 

Segundo: es preferible evitar los tragos con más de un destilado en la mezcla. “Si tiene dos o más tipos alcohólicos en el mismo vaso, las calorías aumentarán considerablemente”, dice Gans. “Por último, evita las bebidas congeladas (los denominados frozens): son verdaderas bombas de azúcar”.

La especialista también estudió cuáles son las mejores formas de consumir las bebidas preferidas sin tener un incremento calórico indeseado. En el caso de vodka o ron, una buena estrategia es optar por lo básico: al primero es mejor mezclarlo con un refresco no calórico y un pedazo de fruta; en el caso del ron, sólo un refresco light.

Si tomar whisky puro (sólo con hielo) no figura entre tus opciones, puedes mezclarlo con vermouth. Eso hace que los niveles de azúcar y carbohidratos permanezcan en un índice aceptable.

El vermouth también está en el Martini, bebida preferida de James Bond. La ginebra, el vermouth y las dos aceitunas poseen, juntas, menos de 200 calorías, cero azúcar y cero carbohidratos.

Por último, entre las bebidas con tequila, es mejor esquivar la popular margarita. Ese destilado será menos calórico con jugo de naranja, limón y derivados, de preferencia frescos y no congelados.

Este artículo fue publicado originalmente en nuestra página Ativo.com

¡Compartir por correo electrónico!