Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

¿Cómo volver a entrenar después del embarazo?

Entrenar, después del embarazo (luego de nueve meses y algunos o varios kilos de más), es una de las cosas que más extrañamos y queremos volver a tener es nuestra figura y estado físico. Si bien se recomienda mantener la actividad física durante el período de gestación y no engordar más de cierta cantidad de kilos, dependiendo de cada mujer, la gran mayoría mantiene un embarazo sedentario, por lo que retomar el deporte luego de este período es aún más difícil.

Pero incluso si nunca fuimos deportistas, el ejercicio podría ser una muy buena instancia para tener tiempo para nosotras, siempre y cuando tengamos la autorización de nuestro médico. Según la entrenadora de Youtopia, Almudena Morell, se recomienda volver luego de seis semanas en el caso de un parto normal y ocho si fue cesárea.

¿Cómo partir?

La especialista recomienda partir de a poco, sin ejercicios de impacto como el trote y los saltos, ni abdominales tradicionales. Lo ideal es comenzar con cardio, ejercicios de pesas para tonificar, puede ser glútos, piernas o brazos, pero tener cuidado con el peso ya que no debe ser mucho como para lograr ejercer presión en las zonas afectadas.

 

Ver más

Por qué no hacer ejercicio en ayunas

Periostitis tibial: la lesión de los corredores

¿Cuántos kms se corrieron en el mundo en 2016?

 

Según explica Almudena, en vez de abdominales tradicionales debemos reemplazarlos por hipopresivos, ejercicios que conmbinan la respiración con la posición y que nos ayudan a corregir la diástasis abdominal que se nos genera en el embarazo. Realizar estos ejercicios alrededor de 15 minutos diarios tres veces por semana, nos pueden ayudar además a fortalecer el piso pélvico que se nos debilita durante el período de gestación.

Los riesgos luego del parto

Uno de los principales problemas post parto es la debilitación del piso pélvico. Con el embarazo este debe aguantar mucho peso, por lo que se empieza a debilitar y luego, con la salida de la guagua por el canal del parto, continúa ocasionando daños en esta zona, ya que provoca estiramientos y compresiones de las fibras musculares.

Ante este problema, la entrenadora Almudena Morell explica que “te puede dar un incontinencia urinaria o un prolapso vaginal con caída de órganos internos, como una hernia, que puede salir también en el abdomen. Problemas graves que la gente piensa que es normal, pero si nos pasa esto es porque hay algo que no está funcionando bien”.

Por esto se debe ser muy cuidadosa en los ejercicios que se realicen, sobre todo evitar los deportes de impacto, como mencionamos anteriormente.

Además de la debilitación del suelo pélvico exixte la diástasis abdominal, una separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia del daño en el tejido conectivo que se produce por el aumento del volumen del abdomen durante el embarazo. Problema que afecta a más del 60% de la mujeres y que se debe tratar con ejercicios hipopresivos. De esta manera podemos evitar la aparición de una hernia en la zona.

 

¡Compartir por correo electrónico!