Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Correr con o sin música?

A la hora de salir a correr, todos los runners tienen distintas preferencias y estilos. Por ejemplo, en la ropa; están los que prefieren vestir de manera más sobria y los otros, los que se ponen colores más llamativos. Las zapatillas también generan polémicas: mayor o menor amortiguación, más bajas o más altas, etcétera. En cuanto a la tecnología, si salir con o sin reloj y banda para medir  la distancia y pulsaciones o hacerlo con las manos libres.

Todas son elecciones que se van tomando con el tiempo, con los entrenamientos, y que van definiendo el estilo de cada corredor. Pero existe una discusión, que más que nada va en gustos, sobre dejar o no los oídos libres. Dicho de otra manera: Correr con música, ¿sí o no?

Como dijimos, los gustos dependen del corredor, pero también hay una serie de ventajas y desventajas para tener en cuenta. Sobre todo, para aquellos que aún no estén decididos:

Salir CON música 

Ventajas

  • Aporta sensación de compañía cuando corremos solos.
  • Nos ayuda a empezar a correr y no abandonar cuando ya no podemos más.
  • Puede hacer el entrenamiento más agradable y menos agotador.
  • Podría ayudarnos a incrementar la intensidad del ejercicio: Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad John Moores, de Liverpool, en Inglaterra, correr con música, con el tempo acelerado o aquellas canciones más movidas nos ayuda aumentar la velocidad.

 

Desventajas

  • Disminuye nuestra capacidad de concentración y nos puede dejar más “entregados” a los peligros de la calle, como los autos o los desniveles de la superficie.
  • El llevar auriculares nos puede molestar, podemos perder el tiempo si comienzan a caerse, por la transpiración o porque, simplemente, no se amoldan a nuestro oído. 
  • Dependiendo del ritmo y tempo de cada canción puede afectar a la velocidad en que corremos.

 

Correr SIN música

 

Ventajas

  • Podemos entregarle mayor atención a la respiración, a la cadencia y zancada; así podríamos mejorar nuestra técnica de trote.
  • Estamos menos propensos a desconcentrarnos y/o accidentarnos.
  • Mayor control y percepción de la velocidad.
  • Podemos conversar e interactuar si salimos en grupo o nos encontramos con conocidos.

 

Desventajas

  • Principalmente, el no poder gozar de los beneficios que nos traería el hacerlo con música.

 

Ver más

La música en los maratones

¿Una maratón en menos de dos horas es posible?

Santiago, el paraíso del trail running

¡Compartir por correo electrónico!