Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Las 5 razones que te da Moisés Jiménez para empezar a hacer trail

Cuando se habla de trail running, el destacado deportista nacional Moisés Jiménez es voz autorizada para entregar consejos y tips sobre esta práctica, que año a año gana más adeptos.

Sin embargo, todavía existen muchas personas que no se atreven o no conocen mucho sobre esta actividad.

 

Ver más

¿Tu primera carrera de trail? Aquí algunos consejos básicos

Trail academy dará entrenamientos de trail gratis en la montaña

¿Cortar los carbohidratos a la noche ayuda a adelgazar?

 

Por ello, Moisés Jiménez entrega 5 razones para comenzar:

1. Vivimos en un país privilegiado para la práctica del trail

Gran parte del territorio nacional es montañoso y eso nos da un acceso muy sencillo a los cerros y senderos.

2. Correr en cerros es la puerta de entrada a la montaña

Cuando empiezas a practicar trail te das cuenta que llegas a lugares a los que antes no podías, y eso te va poniendo ambicioso. Seguramente después vas a querer hacer montañismo o escalada. De a poco vas a poder ir buscando nuevos desafíos y otros deportes de montaña. “A mí me encanta escalar y esquiar, por ejemplo, y esos deportes los empecé a practicar gracias a la curiosidad por la montaña que me generó el trail running”, asegura Moisés.

3. Es un deporte barato

No necesitas más que un short, una polera y un par de zapatillas. “Yo por ejemplo prefiero hacer trail que hacer enduro en bicicleta, porque dependo sólo de mis piernas y no de que se te pinche un neumático o que tengas problemas con los discos, la cadena, etc.”, reflexiona Moisés.

4. No tienes que lidiar con autos, micros…

A diferencia de correr en las calles, no te expones a las interrupciones de la ciudad, con sus semáforos, postes u otras distracciones. Sacas la mejor parte del deporte, que es correr, dejando de lado todo lo demás.

5. Te permite descubrir lugares increíbles

Es un deporte sencillo con el que puedes asombrarte con los sitios donde tus piernas te puedan llevar. “A veces estoy parado en la cumbre de un cerro muy lejos, rodeado de montañas y paisajes espectaculares, y cuando reflexionas te das cuenta que lo que te llevó hasta ese lugar fueron tus piernas”, concluye Moisés.

¡Compartir por correo electrónico!