Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Hablamos con Valentina Carvallo, que vuelve después de ser mamá

Valentina Carvallo, la triatleta nacional y ganadora del Ironman 70.3 de Pucón en 2013, volvió a sus entrenamientos luego de haber sido madre hace cuatro meses

Con miras a buscar puntos para clasificar a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Valentina nos cuenta cómo ha sido volver a retomar su carrera tras haber tenido su primer hijo.

Valentina Carvallo: volviendo al triatlón

¿Cómo fue la vuelta al entrenamiento?

Obviamente fue duro, uno no se imagina lo que es hasta que lo vives. Yo nunca pensé que iba a ser tan difícil volver a entrenar, en el sentido de que iba a perder todo mi cuerpo. Pierdes tu fuerza, tu energía, tu masa muscular, tus vitaminas porque estás amamantando.

Obviamente no es un tema fácil, tienes que aprender a organizar mucho mejor tu día a día y a mí, yo creo que igual que todas las mamás que vuelven a entrenar después de tener una guagua, es un tema recuperarse.

Yo estoy entrenando hace dos meses y recién me estoy empezando a sentir bien en el entrenamiento. Al principio pensé que iba a ser imposible recuperar el ritmo.

Ahora estoy dándole leche a mi hijo y quiero hacerlo lo más que pueda, pero eso sí que es difícil compatibilizar con el entrenamiento, porque ellos se toman todas tus vitaminas, todo lo bueno, todos los nutrientes, obviamente para que ellos estén sanos.

Tengo que dormir más, alimentarme mejor, respetar los entrenamientos para evitar las lesiones. Hay que tomarse con mucha calma el entrenamiento post embarazo.

De camino a Tokio

¿Cómo van los tiempos para este ciclo olímpico?

Estoy entrenando muy focalizada en eso, en hacer un período de entrenamiento inteligente. Quiero estar sana, no quiero que me vuelva a pasar lo del ciclo pasado, que al final llegué al minuto más importante de las clasificaciones con una lesión.

Tengo que estar sana física y mentalmente, esa es mi prioridad hoy: respetar los entrenamientos, la recuperación y la alimentación. Yo creo que eso va a ser la clave para tener un buen ciclo.

Sigue en pie lo de Tokio 2020 y yo creo que con Luquitas, mi hijo, voy a poder. Me salió un cabro sano, me ha llenado de energía, me ha llenado el corazón, uno hace todo con muchas más ganas y con otro sentido de vida.

Tengo todas las ganas de poder hacer el ciclo y estar sana para poder lograr todos los puntos para la clasificación.

 

Ver más

Una atleta ciega afrontó la Barkley Marathon

Ana María Lecumberri: La mujer detrás de los triatletas en Chile

Iván Álvarez: ganó un triatlón y en la meta se llevó una gran sorpresa

 

Con tiempo para sumar puntos

¿Que competencias tienes en mente para lograr los puntos para clasificar?

Mi primera carrera importante es el 21 de octubre, que es una copa del mundo. Ahí me voy a poner a prueba y voy a ver cómo estoy físicamente. Y, en cuanto al nivel de las competidoras, es una carrera súper importante.

Después de esa carrera vienen un par de copas panamericanas y en mayo tengo los Juegos Suramericanos, si es que logro la clasificación, y ahí seguir haciendo los puntos en las copas del mundo. Ya después sería en 2019 los Juegos Panamericanos y en 2020 los Juegos Olímpicos, si es que todo sale bien.

Tengo que ser muy estratégica para buscar carreras que a mí me van a ayudar a sumar puntos. Si yo sé que en una carrera, por así decirlo, el agua es congelada y a mí me carga el agua helada, no voy a ir obviamente.

Puedo ser estratégica y ser inteligente y no volverme loca, como me pasó el ciclo pasado donde tuve que ir a todas las carreras porque empecé súper tarde buscando los puntos.

Ahora, como voy a hacer el ciclo completo, puedo ser más estratégica.

¿Tienes pensado cómo quieres seguir tu carrera profesional luego de Tokio?

Primero quiero tener otro hijo después de Tokio y después ver. El triatlón siempre va a seguir ligado a mi vida, quizás de manera profesional o amateur, no sé, pero hoy mi objetivo es Tokio y de ahí seguiré viendo para adelate.

¡Compartir por correo electrónico!